Salmo del Día

Un Salmo bíblico diario para inspirar y mejorar tu día.

Salmo de Hoy

A voz en cuello, al Señor le pido ayuda; a voz en cuello, al Señor le pido compasión.

Ante él expongo mis quejas; ante él expreso mis angustias.

Cuando ya no me queda aliento, tú me muestras el camino. Por la senda que transito algunos me han tendido una trampa.

Mira a mi derecha, y ve: nadie me tiende la mano. No tengo dónde refugiarme; por mí nadie se preocupa.

A ti, Señor , te pido ayuda; a ti te digo: «Tú eres mi refugio, mi porción en la tierra de los vivientes».

Atiende a mi clamor, porque me siento muy débil; líbrame de mis perseguidores, porque son más fuertes que yo.

Sácame de la prisión, para que alabe yo tu nombre. Los justos se reunirán en torno mío por la bondad que me has mostrado.

Salmo 142

Salmo de Ayer

¡Alaben al Señor , naciones todas! ¡Pueblos todos, cántenle alabanzas!

¡Grande es su amor por nosotros! ¡La fidelidad del Señor es eterna! ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor !

Salmo 117

Salmo de Anteayer

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor ! Alaben a Dios en su santuario, alábenlo en su poderoso firmamento.

Alábenlo por sus proezas, alábenlo por su inmensa grandeza.

Alábenlo con sonido de trompeta, alábenlo con el arpa y la lira.

Alábenlo con panderos y danzas, alábenlo con cuerdas y flautas.

Alábenlo con címbalos sonoros, alábenlo con címbalos resonantes.

¡Que todo lo que respira alabe al Señor ! ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor !

Salmo 150